lunes, 27 de abril de 2015

Wildcard

Entonces dirigió la mano al exterior de la caja, en cuyo frente había tres diales, que comenzó a hacer girar, sin dejar de observar al mismo tiempo el mecanismo del interior. Mientras lo hacía, hablaba para sí, moviendo la cabeza, a veces incluso sonriendo; sus manos se movían sin cesar; los dedos recorrían ágiles el interior de la caja. Cuando algo era delicado o difícil, su boca adquiría las más curiosas y retorcidas formas, y murmuraba: 
—Sí..., sí... Y ahora éste... Sí, sí... Pero ¿es correcto? Es..., ¿dónde diablos está mi diagrama?... Ah..., sí... Desde luego... Sí, sí, eso es... Y ahora... Bien... Sí... Sí, sí, sí... 

jueves, 9 de abril de 2015

oohhhh collage, sweet collage


Al ver mis horas de fiebre 

e insomnio lentas pasar, 
a la orilla de mi lecho, 
        ¿quién se sentará?
tienda, próximo a expirar, 
buscando una mano amiga, 
        ¿quién la estrechará?
de mis ojos el cristal, 
mis párpados aún abiertos, 
        ¿quién los cerrará?
(si suena en mi funeral) 
una oración, al oírla, 
        ¿quién murmurará?
oprima la tierra ya, 
sobre la olvidada fosa, 
        ¿quién vendrá a llorar?
cuando el sol vuelva a brillar, 
de que pasé por el mundo 
        quién se acordará?...
                                         Bécquer

lunes, 6 de abril de 2015

Lights and shadows


Lo que el salvaje que con torpe mano 

hace de un tronco a su capricho un dios, 
y luego ante su obra se arrodilla, 
        eso hicimos tú y yo.


  Dimos formas reales a un fantasma, 

de la mente ridícula invención, 
y hecho el ídolo ya, sacrificamos 
        en su altar nuestro amor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...